NavBar

25 feb. 2011

Expedición al Monte Elbrus (5.642 m.), por la Vía Normal (I)

Monte Elbrus. Cumbres Este y Oeste.

Descrito por: Roberto López

Situado en la Cadena Montañosa del Cáucaso, el monte Elbrus, llamado Mingitau o La Montaña de las Mil Montañas, de origen volcánico, y con dos cumbres: La este con 5.621 m., y la oeste con 5.642 m., está ubicado en una zona donde hay más de ciento sesenta picos de más de cuatro mil metros de altitud y ocho de más de cinco mil metros. Con 5.642 m., la cumbre oeste es la cima más alta del continente europeo

Por esta razón, el monte Elbrus forma parte del proyecto "The Seven Summits"

Las montañas del Cáucaso son ricas en carbón, cobre, zinc, petróleo y también en oro y plata. En sus dominios existe una fauna importante de cabra montesa, gamuza, ciervo caucásico, leopardo, chacal y oso.

La primera ascensión del monte Elbrus la realizó Killar Khashirov en 1.829 a su cumbre oriental. La cumbre occidental, la más alta, fue ascendida por primera vez en 1.874 por una expedición británica encabezada por F. Crauford Grove.

Una pincelada de historia sobre estas montañas: Alpinismo bélico.
En la segunda guerra mundial hubo acciones bélicas estratégicas entre los ejércitos alemanes y rusos. Hitler pretendía colocar la bandera nazi con su esvástica en la cumbre para hacerse con el dominio energético de esta zona, que era muy rica en petróleo y constituía el suministro de toda la antigua U.R.S.S.. Muchos soldados encontraron la muerte en sus glaciares. El Tercer Reich llegó a la cumbre y colocó su bandera, pero, finalmente, el ejército alemán tuvo que retirarse ante la superioridad numérica del ejército ruso y su mejor adaptación a las bajas temperaturas de esta zona.

Os relatamos nuestras aventuras en esta montaña. La ruta prevista para la ascensión es: Azau (2.100 m.) - Campo Barrels (3.750 m.) - Campo Priut 11 (4.200 m.) - Monte Elbrus (5.642 m.)


Día 1 de expedición
Vigo - Madrid - Moscú
Desde Vigo, tres componentes de la expedición cogemos un vuelo hasta Madrid, donde nos unimos a otra persona que nos acompañará en este nuevo desafío.

Iniciamos la expedición en el aeropuerto de Vigo.

En Madrid tomamos un vuelo con destino Moscú. Ya en suelo moscovita, nos trasladamos hasta el hotel Izmailovo Alfa donde nos hospedaremos una noche. Una vez acomodados, buscamos un lugar donde poder cenar. Hemos pasado muchas horas entre aeropuertos y esperas; y mañana aún nos espera otro vuelo para cruzar Rusia de norte a sur.

Los cuatro expedicionarios en Moscú.

Día 2 de expedición
Moscú – Mineralnye Vody - Azau
Curiosamente a las 06:30 h. nos despertamos con una especie de himno militar en el hilo musical. Sorprendidos, entre bromas, desayunamos y nos preparamos para ir al aeropuerto en taxi. La comunicación es compleja: Ni el taxista habla inglés, ni nosotros ruso. En fin […]

Debemos tomar un avión Tupolev TU-154. "Bromeamos" con este avión, de no muy buena fama. No hace muchos meses que el presidente de Polonia: Lech Kaczynski y noventa y seis personas más perdieron la vida cuando viajaban en un avión idéntico. Además, el histórico de accidentes no es muy tranquilizador.  Bueno, allá vamos […]

Tupolev TU-154. No quiero ni pensar en lo que está buscando la persona del propulsor

En Mineralnye Vody concertamos el alquiler de un vehículo para desplazarnos a Azau, último pueblo en la base de la montaña del que nos separan, aproximadamente, 240 Km. Pasamos por Pyarigorsk y nos adentraremos en el valle de Baksan.

El grupo, hacia el valle de Baksan.

Por el valle de Baksan avanzamos remontando el río que lleva su mismo nombre. Estamos rodeados de preciosas y altas montañas, principalmente hacia el sur, en la frontera con Georgia. Disfrutamos de este paisaje, de majestuosos bosques de abedules y pinos por doquier, hasta Terskol. Finalmente llegamos a Azau, nuestro destino.

Valle de Baksan.

Azau, con una altitud de 2.100 m., es el lugar desde donde comenzaremos nuestra ascensión al monte Elbrus. Existen varios hospedajes y un remonte mecánico, ya que esta montaña se transforma en invierno en estación de esquí, al parecer, muy concurrida.

Descargamos los equipajes, nos acomodamos en el hospedaje, y salimos a estirar un poco las piernas y a dar un paseo por la estación de esquí.

Paseando por la estación de esquí.

De vuelta, nos preparamos para la cena: Pimientos rellenos de carne poco hecha. La comunicación con la gente local es muy difícil. Nadie habla inglés y es complicado hacerse entender. Para pedir un poco de leche para el café se nos ocurre imitar a una vaca: muuuu… Inmediatamente aparece la leche. ¡Qué bueno!

Cenando en Azau

Según el plan de ascenso establecido, mañana pasaremos el día en esta zona. Subiremos el monte Cheget (3.460 m.) desde el pueblo de Terskol, que está a 3 Km. río abajo. Después, regresaremos a Azau a dormir, y al día siguiente iniciaremos el ascenso al monte Elbrus. Nuestro plan es llegar a la cumbre en tres días, que son de los que disponemos. Necesitaremos otro día para  regresar de vuelta a Azau y nos reservamos un día de margen para solventar cualquier contratiempo.

Día 3 de expedición
Azau (2.100 m.) – Monte Cheget (3.460 m.)
Duración de la actividad: 3 h. 15 min.
Nos levantamos y desayunamos, por supuesto, ¡pimientos rellenos de carne!,  tostadas y café. Bajamos caminando hasta el pueblo de Terskol. El trayecto transcurre por la carretera principal y, a veces, por un camino pegado al bosque de pinos. En 40 min. llegamos a Terskol, no sin antes habernos topado con algún resto de artillería pesada.

Cañón al lado de la carretera.

En Terskol encontramos un mercado. Hay muchos puestos de ropa, gorros, caramelos, dulces...

Mercado en Terskol.

Desde aquí iniciamos el ascenso al monte Cheget. Comenzamos subiendo por un bosque frondoso y, poco a poco, vamos ganando altura. Caminamos, casi, sobre la línea fronteriza que separa Rusia de Georgia. Nos advirtieron que tuviésemos precaución en esta zona ya que podríamos encontrarnos con militares armados. En teoría, con los visados y con la carta de invitación no deberíamos tener ningún problema. No obstante, no encontramos ningún soldado en todo el ascenso, aunque sí varios indicadores del límite fronterizo.

Indicador de límite fronterizo.

A medida que ganamos altura disfrutamos de mejores vistas de esta bonita Cordillera del Cáucaso.

Vista del monte Elbrus durante la ascensión.

En la estación de esquí de Cheget hacemos una pequeña pausa para comer algo.

Estación de esquí de Cheget.

Continuamos con el ascenso. Próximos a la cumbre del Cheget, podemos contemplar hacia el sur unas extraordinarias vistas del monte Donguz-Oru (4.492 m.) y del monte Nakratau (4.451 m.) con sus  impresionantes paredes.

Donguz-Oru y Nakratau

Alcanzamos la cumbre del monte Cheget. Estamos solos. Desde aquí podemos contemplar unas vistas realmente extraordinarias a un lado y al otro. Destaca, por su belleza, el monte Elbrus, con su multitud de glaciares hacia la parte de Rusia; y las imponentes paredes de las montañas hacia la parte de Georgia.

Cumbre del monte Cheget (3.460 m.). El monte Elbrus al fondo.

El grupo en la cumbre.

Después de disfrutar un buen rato de esta cumbre, y de las maravillosas vistas que nos ofrece, iniciamos el descenso por el mismo itinerario; de nuevo hasta Terskol.

Aprovechamos el día y hacemos las compras necesarias para ascender al monte Elbrus. Este hecho, aparentemente sencillo, se convirtió en toda una aventura ya que la dependienta de la tienda, aunque ponía mucha voluntad, no entendía ni media palabra de inglés. Al final le hacemos entender que yo mismo me meteré dentro del mostrador e iré eligiendo los productos que deseamos comprar. Parecía estar de acuerdo por lo que comienzo a hacer la compra como si la tienda fuese mía. La buena señora no para de reírse. Está claro que la situación le resulta graciosísima. Pagamos y nos despedimos con un Spasiva y dobryi den que, en ruso, significan gracias y buenas tardes. Finalmente todo salió perfecto.

De compras en Terskol

Tras la ducha y la cena, preparamos todo el material y el equipaje necesario para comenzar mañana el ascenso al monte Elbrus. Hoy hemos subido, muy cómodos, al monte Cheget lo que favorecerá nuestra aclimatación.

El tiempo está empeorado. Esperemos que mañana amanezca con buen tiempo […]

Día 4 de expedición
Azau (2.100 m.) – Campo Barrels (3.750 m.)
Duración de la actividad: 4 h.
Iniciamos el ascenso al monte Elbrus, con las mochilas bastantes cargadas. Hoy debemos alcanzar el Campo Barrels.

Saliendo hacia Campo Barrels.

La ascensión hasta Campo Barrels puede realizarse utilizando un telesilla, pero sólo lo utilizaremos durante el tramo inicial. Para facilitar nuestra aclimatación subiremos caminando el último tramo. Tras varias negociaciones, pués carecemos de los tickets de acceso al telesilla, subimos a la cabina que nos evitará la pista de inicio.

Después, continuamos por la pista. El tiempo empeora pero, lentamente, ganamos altura; y nos encontramos con nieve.

Ascendiendo por la pista.

Comenzamos a pisar nieve.

Llegamos a Campo Barrels. Continúa nevando.

Campo Barrels.

Estamos al final del período de ascensión. No queda nadie en Campo Barrels, excepto dos mujeres rusas encargadas de preparar las comidas durante la temporada. Así es que negociamos pasar la noche en uno de estos barriles metálicos por 500 rublos (aproximadamente 12 euros). Mientras el resto de la expedición se instala en el barril, yo me pongo a hablar con las señoras rusas. Al rato me encuentro cargando nieve en unos cubos para que ellas puedan fundirla y obtener agua para la cena, los tés, y los cafés. A cambio nos suministrarán agua. Tienen una cocina encendida constantemente, con un gran pote de veinte litros, que facilita mucho esta operación.

Interior de un barril. Aquí pasaremos la noche. Todo un lujo.

Los baños del Campo Barrels.

Después de acopiar el agua decido ir a cenar al barril, donde tenemos mucha comida que hemos porteado hasta aquí. Pero, estas señoras me convencen para que cenemos con ellas una rica sopa caliente, un guiso y algún dulce con té o café. Aceptamos agradeciéndoles su ofrecimiento. Y, nos echamos unas risas aun sin ser capaces de entendernos muy bien con ellas.

Las amigas rusas.

Después de la cena preparamos las mochilas. Mañana ascenderemos hasta Campo Priut 11 (4.200 m.). Nos advierten sobre la posibilidad de que esté cerrado; no obstante, tal vez podremos dormir en algún refugio de los rangers. Arriesgaremos y no portearemos las tiendas confiando en que alguno esté abierto. De no ser así, volveremos a bajar a este campamento.

Nos vamos a dormir. Esperemos que el tiempo mejore; hoy ha nevado toda la tarde.

Día 5 de expedición
Campo Barrels (3.750 m.) – Campo Priut 11 (4.200 m.) - Piedras Pastukhova (4.650 m.) - Campo Priut 11 (4.200 m.)
Duración de la actividad: 4 h. 15 min.
Amanece un día espléndido.

Amanece. Vista desde la litera donde pasamos la noche.

Hemos pasado la noche calentitos gracias al calor de una estufa eléctrica. Recordad que esta zona es una potencia energética y las líneas eléctricas llegan hasta aquí.

Desayunamos. Comenzamos el ascenso a Campo Priut 11, desde donde pensamos atacar la cumbre esta misma noche.

Saliendo de Campo Barrels.

A medida que ganamos altura, las vistas se van transformando. Podemos ver el manto de nubes por debajo de nosotros, confundiéndose con la nieve.

Vista de Campo Barrels. Un mar de nubes al fondo.

El valle cubierto de nubes.

Impresionantes vistas.

Ascendemos por una zona con suave pendiente hasta aproximarnos al refugio Campo Priut 11. El día continúa despejado. Subimos a buen ritmo, cómodos y disfrutando de las vistas.

Federico, Valle y Rosa durante el ascenso.

Después de casi dos horas de marcha alcanzamos al refugio Campo Priut 11. Tal y como nos informaron: ¡Está cerrado!

Refugio Campo Priut 11

¡Estamos de suerte!. Hay otros pequeños refugios y uno de ellos, llamado Priut Maria y que destaca por su color azul, está abierto. Nos recibe Rusuan, si es que se escribe así, quien nos confirma que podemos quedarnos a dormir.

Priut Maria.

Con Rusuan pronto congeniamos. Es muy amable y nos ofrece de todo lo que tiene en el refugio. Econtrar Priut Maria abierto, realmente, ha sido una suerte: Disponemos de literas, mesa, cocina... Y, sólo para nosotros.

Decidimos ascender un poco más, hasta el lugar conocido como Piedras Pastukhova para aclimatar mejor y atacar la cumbre esta noche.

Dejamos las pesadas mochilas y, cargados sólo con un poco de agua, continuamos ascendiendo.

Valle durante el ascenso a las Piedras Pastukhova.

Piedras Pastukhova.

Tomamos unas cuantas fotografías por si el tiempo no nos respeta mañana, y disfrutamos por  unos momentos de las magníficas vistas.

Bajamos de nuevo a Priut Maria para descansar un poco, comer e hidratarnos. En el refugio, cenamos con Rusuan y con el ranger. Hablamos, en inglés, de muchas cosas pero creo que no todas las comprenden. No obstante, pasamos un buen momento con ellos.

Preparamos las mochilas para atacar, esta misma noche, la cumbre y nos tumbamos unas horas a descansar. Mañana tendremos una dura jornada.

En el refugio Priut Maria.

Día 6 de expedición
Campo Priut 11 (4.200 m.) - Cumbre monte Elbrus (5.642 m.) - Campo Priut 11 (4.200 m.)
Duración de la actividad: 12 h. 30 min.
Nos levantamos sobre las dos de la mañana. Como siempre, cuesta salir del saco cuando se está calentito; te quedarías cinco minutos más pero, hay que levantarse.

Desayunamos, nos vestimos y nos preparamos para salir. En el cielo no vemos estrellas. Parece que no tendremos, precisamente, un día maravilloso. (Esta es la causa de la baja calidad de algunos fotogramas que, no obstante, incluimos para ilustrar convenientemente el relato)

Preparándonos para salir hacia la cumbre.

Iniciamos el ascenso sobre las 02:45 h. de la madrugada. La temperatura no es muy baja: aproximadamente 12º C bajo cero pero, nieva ligeramente.

Después de un buen rato ascendiendo vemos, detrás de nosotros, unas luces. Como ya sabíamos que muchos montañeros son subidos en las palas de nieve hasta casi 4.700 m. no nos sorprende. Aunque sí resulta sorprendente que la gente utilice estas palas para evitar ascender, a pie, unos 800 m. La gran mayoría de los montañeros que son subidos en pala no consiguen hacer cumbre, por su falta de aclimatación.

En la siguiente fotografía se puede ver alguno sentado en la pala. Nosotros no compartimos esta forma de ascenso.

La pala adelantándonos.

Lentamente progresamos. Alcanzamos la zona de mayor pendiente cuando comienza a amanecer. Ha dejado de nevar pero el cielo está bastante cargado de nubes, entre algún claro. No parece que vaya a mejorar; más bien al contrario, tiende a empeorar.

Son las 06:00 h. de la madrugada. Amanece.

Y la pendiente aumenta.

Estamos en torno a los 5.000 m. Nos disponemos a hacer una travesía, en dirección NO, hacia el collado entre las dos cumbres del monte Elbrus. Pasamos a un japonés que iba con un guía, ambos con esquís. Suponemos que bajaron esquiando desde el collado ya que no volvimos a verlos.

El japonés con su guía.

La visibilidad es muy baja. De vez en cuando vemos unas varas de bambú a modo de balizas. Yo tengo algunos waypoints de referencia grabados en el GPS así es que lo utilizamos cuando se nos presentan dudas.

La visibilidad es muy baja, prácticamente nula.

Alcanzamos el collado que separa las dos cumbres. Nos encontramos un pequeño grupo de personas, alguna de ellas sobre el suelo, afectadas por el mal de altura pero, no necesitan ayuda. Suponemos que dieron vuelta ya que no los volvimos a ver. Un componente de nuestra expedición decide descender por no encontrarse en condiciones de continuar. Sólo tres intentaremos el asalto a la cumbre.

Continuamos, con visibilidad muy baja, el ascenso del último tramo que debe llevarnos hasta la cima. Afortunadamente no hace demasiado frío. Tampoco nieva.

Disminuye la pendiente. Estamos llegando. A veces aparece algún claro que nos permite, por unos instantes, intuir la cumbre este del monte Elbrus pero, inmediatamente desaparece entre la densa niebla.

Avanzamos por una zona más llana. Un pequeño alto que hay en esta zona, pero que no es la cumbre, puede llevar a confusión. Es preciso caminar un poco más por el llano. Durante algunos momentos de tregua que nos concede la niebla vislumbramos como un pequeño pico. Un esfuerzo más. Unos pasos más. Pisamos la cumbre. CUMBRE. Emocionados nos fundimos en un abrazo y nos felicitamos: Estamos en el punto más alto de Europa.

Hollamos la cumbre junto con un montañero australiano y otro ruso. No vimos llegar a nadie más.

Un pequeño claro nos permite tomar rápidamente alguna fotografía pero, no podemos ver nada a lo lejos.

Grupo en la cumbre.

La cima del Elbrus. El punto más alto de Europa.

Tras una media hora en la cumbre, iniciamos el descenso. La visibilidad es prácticamente nula y no conseguimos ver la huella que hemos abierto durante el ascenso. Es absolutamente necesario prestar mucha atención para no desviarse.

No se ve absolutamente nada. Sin huella, no sabemos exactamente por dónde bajar. Si nos desviamos durante el descenso podemos ir a parar a una zona de grietas. Enciendo de nuevo el GPS para tomar la dirección de las Piedras Pastukhova. Desde allí la bajada al refugio Campo Priut 11 es clara.

Llegamos al refugio en  tres horas y media desde la cumbre. ¡Bien! ¡Otro desafío conseguido!

En el refugio nos disponemos a celebrarlo. Fundimos nieve y nos preparamos una rica cena.

Recogiendo nieve para fundir.

Un intento de revuelto de pasta con unos buenos trozos de pescado enlatado. Puede parecer comida para gatos pero no está nada mal. Cuando hay hambre todo vale. Por supuesto, también hay postre y café.

El primer plato.

El amigo Rusuan nos deleita con música caucasiana. Charlamos un buen rato, con él y con el ranger, sobre el ascenso y sobre otras muchas cosas.

Despedida en Priut Maria.

Nos vamos a descansar. Mañana bajaremos directamente a Azau. Todavía nos queda tiempo libre y haremos alguna cosilla […]

Os la contaremos en el próximo post y, también, nuestra visita relámpago a la Plaza Roja de Moscú. No os lo perdáis. Hasta pronto..., también nos dice el ranger.

13 comentarios:

  1. Vaya pasada!!! terreno de aventura, siempre me he preguntado si merece la pena este viaje o decantarse por losAndes para buscar algo más que los Alpes, seguiré deshojando la margarita después de este reportaje.
    Que tal con Aeroflot y los Tupolev?, igual elegimos esa compañía para viajar a Nepal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sherpa, efectivamente es una aventura muy interesante con paisajes muy diferentes y gentes muy amables. Desde luego merece la pena desplazarse a esta región. No tuvimos ni un sólo problema, auque ya ves que hace unas semanas murieron 5 personas por los problemas que hay actualmente por allí.
    Ningún problema con la compañia ni los aviones, pero ya sabes que los Tupolev no tienen muy buena fama...no se puede pensar en eso sino....
    Mucha suerte por Nepal
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola:
    me podeis comentar como esta el tema de compras de comida por terskol?
    Queremos volar hacia alli este año en julio, y vamos a nuestra bola, solo con los vuelos, y agencia hasta terskol, y no encuentro informacion del tema de comida.
    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Javi,
    No hay mucha info en internet en ese sentido pero en Terskol tienes una tienda para poder comprar cosas basicas para el ascenso. No esperes encontrar de todo, es un pueblito pequeño...para el ascenso al Elbrus debe llegarte, son pocos dias. A nivel de barritas y cosas de esas no hay.
    Buena suerte

    ResponderEliminar
  5. Hola Roberto, gracias por compartir tu viaje. Es una guía perfecta para los que lo queremos intentar.
    ¿Hay que tramitar algún permiso para subir al Elbrus?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa Noelia. Se me ha despistado tu correo. Cuando yo fuí no pagué un permiso de ascensión como tal. Lo que hacía falta es una carta de invitación del país + visado. Esto puedes tramitarlo directamente o a través de alguna agencia de visados.

      Muchas suerte si es que todavía no has ido.
      Saludos

      Eliminar
  6. Que tal! Una preguntilla sabes si es obligatorio contar con un guia para poder hacer cima? Vin que tiñandes unha bandeira galega! Un saludo dun ourensan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boas Gonzalo,
      Non, non e obrigatorio un guía para ascender esta montaña. Si queres guía creo que sae moi económico.
      Recomendo precaución en caso de neboa; non se ve nada e podese extraviar un facilmente.
      Sorte si te animas a intentalo.
      Un saúdo

      Eliminar
  7. Hola Roberto, muy bueno el reportaje. Unos amigetes y yo estamos pensando en intentar la ascensión al elbrus y tu guía esta muy bien. Me gustaría hacerte alguna preguntilla, ¿del aeropuerto de mineralnye vody a terkskol o azau, como conseguisteis el transporte?, veo que el reportage lo pusiste en febrero pero ¿que fechas fuistes? se me hace raro el que los barrels estuvieran sin gente ¿no?. , ¿como conseguiais info de la meteo?
    todavía tenemos muchas dudas y preguntas pero las dejaré para otra ocasión, te agradezco tu tiempo e información, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bizkaia,
      El transporte desde el aeropuerto de Mineralnye Vody a Azau lo gestionamos desde España con una agencia que también nos gestionó la carta de invitación para el visado. Esto es mejor que lo lleveis cerrado desde aquí ( allí es más complicado ), y así os esperan en el aeropuerto.
      Fuimos hacia final de septiembre, un poco tarde y efectivamente en Barrels no había prácticamente nadie, solamente quedaban los locales que atendían el campamento. Lo mejor es junio- julio-agosto, el tiempo suele ser mejor y hay más gente.
      La info meteo la seguíamos por www.weather.com y ha acertado bastante bien, pero ya sabes que el tiempo es caprichoso muchas veces. Atención con niebla ya que es fácil desorientarse.
      Hay bastante info en este blog. Cualquier duda pregúntanos sin problemas.

      Un saludo
      desafioinutil

      Eliminar
    2. Gracias Roberto. Al final estamos decididos ha atacar este verano el elbrus. En un principio lo íbamos ha gestionar todo con una agencia, pero se dispara un poco el presupuesto y nos hemos propuesto organizarlo nosotros.

      Tendremos en cuenta coger el transporte de Mineralnye Vody a Azan desde aquí, para que también nos tramiten la carta de invitación para el visado.
      Los barrels también se pueden reservar con antelación al viaje? estamos buscando lugares para poder hacer la reserva y no encontramos donde.
      Desde la página de elbrus da información de los barrels y características, pero como reservarlos?
      Prevemos una escapada de 11 dias, vosotros hicisteis cumbre al 6º día, como lo ves? tal vez 11 sean demasiados?
      Hay mucha afluencia de gente en verano, tanto como en el MontBlanc?

      Gracias por tu información y tiempo. En caso de algúna otra duda ya te preguntaré.
      Un saludo
      Bizkaia.

      Eliminar
  8. Hola Bizkaia Mg,
    Te he mandado un correo. Te respondo también a otras cuestiones que indicas.
    11 días me parecen suficientes. Así tenéis un poco de margen por si algún día la meteo no es favorable. Además podréis aclimatar 1 día en algún monte ( al Cheget por ejemplo de 3460 mts ), muy facil y que os servirá muy bien de aclimatación.
    Tenéis además la alternativa de coger un telecabina desde Azau hasta casi el campo Barrels por si tuvierais necesidad de ahorrar días por cualquier motivo. Este tramo es una pista sin mucho interés desde el punto de vista montañístico y os evitaréis cargar con todo a la espalda en ese tramo. Eso ya es decisión vuestra.
    En la parte central del verano, julio hasta mediados de agosto suele haber gente, pero no como el Mont Blanc que está bastante masificado.

    Os deseamos mucha suerte. Seguro que lo conseguiréis.

    Un saludo
    Roberto López

    ResponderEliminar
  9. Hola Roberto Gracias por tu Informacion, me da tanta adrenalina. Tengo muchas ganas de hacer cumbre. Soy de Guatemala y quiero hacerlo este verano. Con todo respeto veo que Bizkaia Mg. tienen planificado hacerlo este verano, si no les importa tener en su grupo a una persona extra, se los agradeceria, son guia de Volcanes y he subido muchas cumbres en los alpes, como el Mont blanc y recietemente Kilimanjaro y Mont Kenia. Asi que mi deseo es hacer Elbrus. Si fueran tan amables de enviarme su correo electronico por favor. Gracias ante mano. Willian Velasquez

    ResponderEliminar